Sanidad

quirofanoLas enfermedades nosocomiales constituyen un serio problema en clínicas y hospitales, donde la población expuesta es especialmente sensible.

Resulta fundamental mantener en estas instalaciones un ambiente libre de microorganismos, así como de compuestos orgánicos volátiles (COVs) específicos del medio hospitalario, mediante el empleo de sistemas de purificación del aire interior de bajo consumo energético y que sean inocuos (que no generen subproductos tóxicos), tanto para el personal sanitario como para los pacientes.

BIOKKER es utilizado en el sector sanitario como un elemento de prevención complementario a los establecidos por el Sistema Sanitario, funciona en continuo las 24 horas del día en presencia de enfermos y del personal sanitario, actuando sobre cualquier contaminante orgánico presente en suspensión independientemente de su clase, resistencia a antibióticos, tamaño, forma vegetativa o grado de virulencia, virus, priones, bacterias, hongos (mohos y levaduras), COVs, olores…etc, e incluso sobre la contaminación procedente de filtros, gases anestésicos, gases esterilizantes empleados en el medio hospitalario.

Es especialmente beneficioso en laboratorios de anatomía patológica donde existen altas cantidades residuales de formaldehido, del xileno y de otros químicos altamente cancerígenos.

En quirófanos, elimina mohos y patógenos resistentes a los antibióticos.

La aplicación de los equipos de purificación de aire es ampliamente extensa, se pueden ubicar desde una sala espera hasta en un quirófano.

El sistema BIOKKER NO genera ozono ni subproductos de descomposición. Al contrario, elimina del aire interior cualquier molécula tóxica disuelta, descomponiéndola completamente hasta cantidades traza de CO2 y H2O.

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡y comienza a publicar!.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados